Ozonoterapia

ozono
El ozono está compuesto por tres átomos de oxígeno y los practicantes de la ozonoterapia afirman poder usarlo para tratar enfermedades.

¿Qué es la ozonoterapia?

La ozonoterapia es un tratamiento definido como alternativo y que consiste en insuflar ozono en forma gaseosa en heridas o dentro del paciente, existiendo para ello diversas vías aunque la rectal es la más habitual. Estos tratamientos llegan a ser recomendados por los centros especializados en ozonoterapia incluso para tratar cáncer, sida, parálisis y enfermedades neurodegenerativas.

¿Quién la inventó?

Durante el principio del siglo XX se inventaron dispositivos para dosificar gases de forma efectiva y fue entonces cuando algunos grupos de médicos vieron en el ozono un agente antibacteriano, por lo que se intentó usar como desinfectante. No obstante la ozonoterapia como tal no responde al poder antibacteriano del ozono, pues este puede llegar a concentraciones tóxicas con facilidad. Como conclusión podemos decir que es difícil trazar el origen exacto de esta terapia alternativa.

¿Funciona realmente?

Es de resaltar que toda la evidencia dice que la ozonoterapia no tiene ningún tipo de validez para tratar enfermedades [1] [2], que la FDA admite que la ozonoterapia no tiene ningún uso médico real llegando a ser tóxico y perjudicial [3], y la existencia de estudios que relacionan al ozono con daños graves en los pulmones [4] y la generación de radicales libres en sangre [5]. Por todo ello se puede decir de manera argumentaba y basándonos en la evidencia científica que esta terapia carece de validez —independientemente de quien la practique— y además es peligrosa.

Conclusión

Todos los datos indican que la ozonoterapia es costosa económicamente, no presenta evidencias científicas y es especialmente peligrosa cuando va dirigida a pacientes con enfermedades graves. Muchos creyentes de estas terapias afirman que niveles altos de ozono permiten al organismo tratar enfermedades varias. Sin embargo todas estas afirmaciones carecen de fundamento. Además hay numerosos informes de complicaciones graves y muertes por el uso de este tipo de terapias [6].

Texto escrito por Fernando Cervera, licenciado en Ciencias Biológicas y máster en Aproximaciones moleculares a las ciencias de la salud. 

[1] Oxygen Therapy”. American Cancer Society. Retrieved 29 November 2012.

[2] Green, S (1997). “Oxygenation Therapy: Unproven Treatments for Cancer and AIDS”. Scientific Review of Alternative Medicine.

[3] Code of Federal Regulations, Title 21 Vol 8 section 801.415″. United States Food & Drug Administration. 2011-04-01. Retrieved 2011-10-04.

[4] Health Effects of Ozone in the General Population”. US Environmental Protection Agency. Retrieved 2012-11-17.

Share This: