Osteopatía

osteopathy_AndrewStill
La osteopatía dice poder curar dolencias y trastornos locomotores, viscerales o del sistema nervioso mediante la manipulación de los huesos, músculos y articulaciones.

¿Qué es la osteopatía?

La osteopatía es un tipo de pseudoterapia basada en la manipulación de los huesos, músculos y articulaciones para curar dolencias y trastornos locomotores, viscerales o del sistema nervioso. Según su fundador, todos los tejidos están conectados por una capa de tejido conectivo (principalmente colágeno, componente mayoritario de tendones y ligamentos) y por lo tanto se puede influenciar el estado de cualquier sistema del cuerpo humano mediante la manipulación superficial de esta capa, llamada “fascia”. De este modo se podría capacitar al cuerpo humano para restablecer por sí mismo el equilibrio perdido en condiciones patológicas [1].

¿Quién la inventó?

Fue creada en el siglo XIX por Andrew Taylor Still, un médico norteamericano cuya afición por la mecánica le llevó a ver al cuerpo humano como una máquina cuyas piezas estaban perfectamente diseñadas y encajadas entre sí. Para Still cualquier alteración del estado de salud estaba relacionado con un desajuste de esta maquinaria y podía por tanto tratarse mediante la manipulación de sus elementos básicos, principalmente la columna vertebral [2].

¿Funciona realmente?

La manipulación osteopática ha sido evaluada en estudios con pacientes que sufren dolores musculoesqueléticos o en proceso de rehabilitación tras ser sometidos a intervenciones quirúrgicas en articulaciones como la rodilla. Estos estudios o carecen del rigor científico necesario o bien equiparan los métodos osteopáticos al efecto placebo, el ejercicio o la fisioterapia [3][4]. Otras atribuciones a la osteopatía incluyen la capacidad de reducir la hipertensión o hasta aliviar enfermedades dermatológicas, pero no se ha probado ninguno de estos efectos y los estudios existentes al respecto no cumplen los estándares y normas de rigor científico requeridos [5][6].

Si bien es cierto que la manipulación osteopática es poco invasiva y no suelen haber importantes efectos secundarios, en ocasiones puede ocasionar molestias (dolor o rigidez local, malestar general, mareos) e incluso empeorar otras patologías que ya existan en el paciente (enfermedades cardiovasculares, tumores, daños neurológicos u osteoporosis, entre otros) [7]. Los riesgos de padecer efectos adversos se reducen significativamente cuando el tratamiento es proporcionado por personal con formación médica, pero en España la osteopatía no está reconocida como profesión sanitaria y por tanto no es necesario tener estudios sanitarios para ejercerla. Esta situación es aprovechada por algunas academias de Osteopatía para otorgar títulos sin validez académica a personal no sanitario, que no cualifican para tratar a pacientes [8].

Conclusión

La osteopatía constituye una pseudoterapia muy popular en casos de dolor musculoesquelético. Aunque parece relativamente segura en comparación con otras pseudoterapias hay que tener en cuenta que su eficacia no ha sido probada y que también existen riesgos asociados a ella.

Texto realizado por Fátima Sanchís Calleja, estudiante de máster en Neurociencia y graduada en Bioquímica en la Universidad Autónoma de Madrid.

Referencias:

[1] N. H. S. Choices, “Osteopathy – NHS Choices,” 29-Jul-2015. [Online]. Available: http://www.nhs.uk/conditions/Osteopathy/Pages/Introduction.aspx. [Accessed: 02-Apr-2016].

[2] J. Trevelyan and B. Booth, “Osteopathy,” in Complementary Medicine, Macmillan Education UK, 1994, pp. 200–214.

[3] Asamblea General del CGCFE, Resolución 2/2009 sobre la ordenación de la osteopatía en la formación y ejercicio profesional del fisioterapeuta. 2009.

[4] P. Posadzki and E. Ernst, “Osteopathy for musculoskeletal pain patients: a systematic review of randomized controlled trials,” Clin. Rheumatol., vol. 30, no. 2, pp. 285–291, Feb. 2011.

[5] P. J. Orrock and S. P. Myers, “Osteopathic intervention in chronic non-specific low back pain: a systematic review,” BMC Musculoskelet. Disord., vol. 14, p. 129, 2013.

[6] A. J. Spiegel, J. D. Capobianco, A. Kruger, and W. D. Spinner, “Osteopathic manipulative medicine in the treatment of hypertension: an alternative, conventional approach,” Heart Dis. Hagerstown Md, vol. 5, no. 4, pp. 272–278, Aug. 2003.

[7] S. M. Campbell, R. R. Winkelmann, and S. Walkowski, “Osteopathic Manipulative Treatment,” J. Clin. Aesthetic Dermatol., vol. 5, no. 10, pp. 24–32, Oct. 2012.

[8] N. H. S. Choices, “Osteopathy – Safety and regulation – NHS Choices,” 03-Apr-2016. [Online]. Available: http://www.nhs.uk/conditions/osteopathy/pages/safety.aspx. [Accessed: 02-Apr-2016].

Share This: